Actividad física durante el embarazo

Durante el embarazo es recomendable que mantengas una vida activa y realices ejercicio físico pues presenta diversos beneficios.

 

La actividad te ayudará a sentirte bien, a prepararte para el parto y asimismo tener una mejor recuperación en la etapa del puerperio (período postparto). Estar embarazada no tiene que ser una excusa ni una barrera para no ejercitarse, sólo hay que evitar los deportes que puedan poner en riesgo el curso de la gestación y siempre se recomienda realizar deporte bajo la supervisión médica.

 

Comience suavemente sus sesiones de ejercicios. Si usted no realiza actividad física en forma regular, puede comenzar con sesiones de 10 minutos.

  • Luego de cada sesión, es necesario descansar algunos minutos para restablecer la circulación y favorecer el flujo sanguíneo hacia la placenta (preferentemente recostada sobre su lado izquierdo).
  • Cuide su alimentación, mantenga una dieta adecuada considerando el ejercicio físico que realiza.
  • Use ropa y calzado apropiado para realizar los ejercicios, así evitará incomodidad y lesiones.
  • No haga los ejercicios luego de haber ingerido alimentos, para evitar náuseas y malestar digestivo.

 

  • Caminatas: Esta actividad puede realizarla incluso si usted no es una persona activa. Esto le ayudará para su digestión, circulación y para mantener su peso en los rangos esperados.
  • Natación: El medio acuático ofrece un entorno ideal para que la embarazada se pueda mantener en forma, se relaje e incluso se deshaga de sus dolores. La realización de ejercicios sencillos en el agua proporciona importantes beneficios, tanto a la embarazada como al feto.
  • Yoga: Estimula la relajación y enseña a manejar la respiración, haciéndola más profunda. También permite la relajación y ayuda para el manejo de la ansiedad.
  • Pilates: Este método consiste en realizar ejercicios de acondicionamiento y mejoramiento físico y mental. Comprende ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular, con la intención de promover flexibilidad y fuerza.

 

Frente a los síntomas detallados a continuación se recomienda la detención inmediata del ejercicio físico y una pronta evaluación por su médico.

  • Dolor de algún tipo: en el abdomen, vientre, en la zona del pecho, entre otros.
  • Hemorragia o sangrado, aunque sea mínimo.
  • Fatiga o falta de aliento.
  • Palpitaciones.
  • Disminución de los movimientos fetales.

 

Si estos síntomas no ceden, consultar a un médico a través de Línea Doctor, médico tratante o servicio de urgencia.

 

 

Descarga aquí más información y consejos.

Consejos sobre la actividad física en el embarazo
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo