Alimentación durante el embarazo

Comer en forma saludable y equilibrada favorece tanto el desarrollo como el bienestar de su bebé y además pueden prevenir problemas durante la gestación.
Consejos para alcanzar una alimentación saludable y equilibrada

  • Se debe evitar el consumo de carnes, pescados, aves y huevos crudos o parcialmente cocinados. Además, se debe restringir el consumo de productos lácteos no pasteurizados y es fundamental la importancia del lavado de frutas y verduras. Esto para evitar las enfermedades infecciosas, tales como listeriosis o toxoplasmosis que pueden tener complicaciones graves para el feto y la madre.

 

  • Las necesidades del hierro se duplican en el embarazo, por lo que se recomienda consumir carnes magras, cereales integrales, legumbres y verduras tales, como acelga o espinaca. Además, la absorción del hierro es incrementada con alimentos ricos en vitamina C (jugos naturales durante el almuerzo, aliño con limón natural, etc.). Se debe evitar el café y el té después de las comidas, pues impide la absorción de hierro.

 

  • Es importante destacar que es difícil cubrir las necesidades de hierro sólo con alimentación, por lo que se utiliza frecuentemente los suplementos de hierro durante el embarazo y puerperio (período postparto).

 

  • Las legumbres se deben consumir al menos 2 veces a la semana.

 

  • Las futuras mamás no pueden comer embutidos (vienesas, cecinas, paté, longanizas, etc.) y deben disminuir el consumo de productos con grasa, como mantequilla, manteca y tocino.

 

  • Deben evitar la pastelería industrial: pasteles de vitrina en panaderías o supermercados, por el alto contenido de manteca en sus preparaciones.

 

  • En relación al calcio, contenido en los productos lácteos, se recomienda consumir 5 veces al día, idealmente bajo en grasa. La leche de vaca proporciona 125 mg de calcio por 100 ml, de ahí que una madre puede ingerir entre 750-1.000 cc de leche diarios (3 vasos altos o 3 tazas) más otras 2 porciones de productos lácteos adicionales (queso fresco, quesillo, yogur). De este modo, cumple adecuadamente con los requerimientos necesarios para un buen desarrollo del esqueleto fetal.

 

  • Se debe incluir en la alimentación los productos de ácidos grasos "omega 3" que se encuentran fundamentalmente en pescados grasos, almendras y nueces. Estos ácidos grasos son fundamentales para el funcionamiento del sistema útero-placentario, el desarrollo del sistema nervioso y retina del niño durante el embarazo y lactancia.

 

  • Consuma pescado al horno o a la plancha 2 veces por semana. Durante el embarazo se debe evitar el consumo de pescados con alto contenido de mercurio (pez espada, atún, blanquillo, caballa, albacora). El mercurio en niveles elevados puede ocasionar daño neurológico severo al feto. Se recomienda preferir pescados y mariscos con bajo contenido de mercurio, tales como el salmón, congrio, reineta, robalo, merluza y camarones. (También se podría consumir atún, pero sólo en caso que éste sea enlatado, ya que por su gramaje tiene una porción baja en mercurio).

 

  • Se debe suprimir el consumo de alcohol, ya que éste se relaciona con presencia de malformaciones, retardo en el crecimiento fetal, abortos y niños(as) prematuros.

 

  • Evite el consumo de café, ya que la cafeína atraviesa la placenta y puede alterar los latidos y la respiración del feto. Puede consumir café descafeinado o hasta 2 tazas de café. También debe limitarse el consumo de té y bebidas gaseosas que contienen cafeína.

 

  • Para mantenerse hidratada, tome 6 a 8 vasos de agua por día. Si desea mantener un peso saludable, evite el consumo de azúcar, bebidas y jugos azucarados. Además, mida el contenido de sal; evitando, por ejemplo, los alimentos precocinados y el uso de saleros en la mesa.

 

  • Para las embarazadas con antecedente de cirugía bariátrica, deben mantener una supervisión nutricional estricta, por lo que es fundamental acudir a todos sus controles según indicaciones.

 

  • Su médico probablemente le indicará que tome un suplemento de ácido fólico 3 meses antes y 12 semanas después de la concepción para prevenir el riesgo de defectos del sistema nervioso fetal. Además en Chile, la harina de trigo se encuentra fortificada (cereales y pan) con ácido fólico.

 

  • Para mantener un peso saludable se debe comer sano y complementarlo con actividad física en forma regular.

 

 Descarga más información y consejos de alimentación aquí

Consejos sobre alimentación en el embarazo
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo