¿Cómo prevenir las hernias discales?

Identifica los cuidados que debes tener para reducir el riesgo de este tipo de hernias.

La columna vertebral está formada por una serie de huesos conectados entre sí llamados vértebras, que se separan unas de otras por el disco intervertebral. La hernia discal es una patología en donde parte del disco intervertebral, material gelatinoso central, se desplaza a través de una fisura en el anillo fibroso que lo rodea, rompiéndolo o dando lugar o una protrusión. Ese desplazamiento puede comprimir la raíz nerviosa, ocasionando síntomas más o menos graves de acuerdo al grado de la lesión.

Con el tiempo los discos de nuestra columna pueden perder flexibilidad y elasticidad, el disco fibroso que contiene al núcleo pulposo se vuelve débil y se puede desgarrar con mayor facilidad. Por esta razón las personas mayores son más propensas a sufrir de esta dolencia.

Prevenir las hernias discales es posible si se lleva un estilo de vida saludable y cuidados específicos tanto en el trabajo como en el hogar.

  1. Evitar esfuerzos excesivos: en tu vida diaria, en el trabajo, a la hora de hacer los deportes o en los juegos con tus hijos, debes tener cuidado de no hacer esfuerzos excesivos levantando objetos o haciendo algún tipo de fuerzas de forma inapropiada.
  2. Controlar la obesidad: el sobrepeso añade esfuerzos en la parte baja de tu espalda y debilita los músculos. Es importante equilibrar el peso a través de la alimentación y el ejercicio. Si estás embarazada debes procurar no subir de peso excesivamente.
  3. Realiza ejercicios: busca una rutina de ejercicios y estiramientos que fortalezcan los músculos de tu abdomen y espalda. Estos ejercicios son ideales para mantener una postura adecuada y prevenir las hernias discales.
  4. Evitar el cigarrillo: los cigarrillos están compuestos por una gran cantidad de químicos que disminuyen la habilidad de tu cuerpo para absorber los nutrientes.  A falta de los nutrientes, los discos se vuelven frágiles y más propensos a las hernias.
  5. Mantener una dieta saludable: la dieta juega un papel muy importante en la absorción de nutrientes que fortalecen los discos y previenen las hernias. Debemos incluir alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales, como por ejemplo los cereales, frutas, verduras y alimentos antioxidantes que ayuden a regenerar bien los tejidos del organismo. . Además debemos empezar el buen hábito de beber agua.
  6. Mantener una buena postura: higiene de la columna: al sentarse la espalda debe estar apoyada por completo en el respaldo y las rodillas se deben mantener con una elevación mayor a la de las caderas. También se debe tener en consideración que al agacharse, se debe realizar con las rodillas flexionadas y la espalda recta.
  7. Evitar el sedentarismo: si su trabajo es permanecer gran parte del día sentado, se deben programar intervalos para caminar y levantarse con regularidad dentro de la jornada. Practique actividad física de intensidad leve a moderado con regularidad, es decir, 150 minutos semanales.

Con estos consejos mejora tu calidad de vida y ayuda a tu cuerpo y huesos a mantenerse sanos.

Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo