¿Cómo prevenir y tratar la dermatitis en verano?

En verano la piel está muy expuesta al exceso de sudoración o sustancias irritantes, que pueden provocar diferentes tipos de dermatitis que se pueden prevenir si la mantenemos siempre humectada.

Cada piel es distinta, por eso el cuidado que necesita y los factores que la afectan, dependerá de cada persona, sobre todo en verano, periodo en que se encuentra más expuesta a agentes que pueden provocar dermatitis como los rayos UV, productos irritantes y exceso de sudoración.

La principal función de la piel es defender al organismo de sustancias externas o microorganismos nocivos para la salud, la dermatitis es una consecuencia de la reacción de esta barrera, provocando inflamación de la piel. Según explica el dermatólogo de IntegraMédica Jorge Szot, la dermatitis se" puede producir en forma inmediata por el contacto con algunas sustancias que irritan, como el cloro, o en forma paulatina cuando nos exponemos en forma repetida a algunos agentes como el níquel de los metales".

Para tratar de manera adecuada una dermatitis, es importante identificar sus síntomas, los cuales el dermatólogo los describe a continuación:

  • La piel se pone roja, seca y a veces aparecen escamas.
  • En casos más severos, cuando pasa mucho tiempo la piel se engrosa, fenómeno conocido como liquenificación.
  • Si no se trata a tiempo, la dermatitis puede provocar infección y cambio de color de la piel. En algunos casos puede aparecer un líquido o costra en su superficie.

Tipos de dermatitis más comunes en verano

El dermatólogo recomienda que para prevenir la aparición de una dermatitis, es necesario "tener siempre la piel humectada, ya que así se defenderá mejor, como también evitar el contacto directo con sustancias irritantes como líquidos limpiadores, detergentes, cloro y otros químicos".

Los diferentes tipos de dermatitis a los que está expuesta la piel en verano son:

Dermatitis seborreica: Es común en verano, ya que es producida por el exceso de sudoración, factor que provoca irritación, especialmente en pieles grasas.

Dermatitis solar: La fotodermatitis es provocada por la exposición a los rayos UV y aparece generalmente en pieles reactivas al sol, generando erupciones de granos pequeños y rojos, además de picor. Las zonas más afectadas por este tipo de dermatitis son: escote, hombros, brazos, piernas y empeine.

¿Cómo tratar una dermatitis?

Una dermatitis provocada por exposición solar, sustancias o exceso de sudoración, a veces no es posible tratarla por la distancia que existe entre los centros médicos y el lugar de vacaciones. Para tratar esta inflamación, el dermatólogo recomienda:

  • Evitar el lavado excesivo de la zona, ya que produce que la piel se seque aún más.
  • Prefiere jabón en barra en la zona afectada, ya que hacen menos espuma.
  • Aplica una crema lubricante suave sobre la piel irritada.
  • Si la piel no mejora en un plazo prudente y se incrementan síntomas como picazón o sospecha de infección, se debe consultar de inmediato un dermatólogo, para que indique un tratamiento según la causa específica de la dermatitis.
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo