Conoce sobre la extracción de leche materna

La extracción de leche es uno de los elementos claves para la mantención de la lactancia, por lo que es fundamental que la mujer se familiarice con las técnicas, conservación y manejo de la leche extraída.

La extracción de la leche es un método simple y que puede ser muy útil en las siguientes situaciones:

  • Permite alimentar a su hijo/a con leche materna cuando no está o tiene alguna dificultad severa para mamar.
  • Es una alternativa cuando debe reincorporarse al trabajo fuera del hogar.
  • Posibilita que el padre u otro adulto significativo comparta el momento de alimentación.
  • Estimula la producción, evitando que se suspenda o disminuya naturalmente la producción de la leche.
  • Aliviar el dolor del pecho congestionado.

 

¿Cómo se realiza la extracción?
Algunas mujeres realizan este procedimiento manualmente y otras utilizan aparatos especiales. En ambos casos debe ser entrenada por su matrona, sin embargo, existen indicaciones comunes que se deben tener en cuenta:

  • La madre debe mantener las uñas cortadas y sin esmalte.
  • No desesperarse si al principio sale poca leche, con la práctica será cada vez más fácil.
  • No dejar pasar más de cuatro horas entre mamadas o extracciones.
  • Realizar un masaje suave tocando areola y pezón, lo cual estimula el reflejo de expulsión.

 

  • No se debe descongelar ni calentar en microondas debido a que esto destruye las enzimas y proteínas que contiene.
  • Se debe descongelar la leche de un día para otro.
  • La leche congelada no puede volver a congelarse, se debe usar durante el mismo día o eliminar.

 

Imagen foto_00000003

 

Consejos para dar la leche extraída

  • Te recomendamos que unos días antes de que debas ausentarte por primera vez pruebes cuál es la mejor manera de darle la leche a tu guagua; para ello es mejor si prueba otra persona, ya que tu guagua esperará que tú le des el pecho y no la leche "En otro envase". De todas maneras confía en que si tiene hambre, tomará su leche de cualquier manera.
  • No es necesario obligar al bebé, ya que si tiene hambre, tomará su leche cuando desee.
  • Las primeras veces, ofrecer la mamadera antes de que tenga mucha hambre, así estará más dispuesto/a a probar algo nuevo.
  • El chupete debe ser lo más parecido a la forma de la areola-pezón del pecho para permitir que los labios vertidos y la punta de la lengua protruida se apoyen en su contorno.
  • La punta del chupete debe gotear el líquido en la base de la lengua (límite del paladar duro-blando); debe tener 2 a 3 agujeros tan pequeños, o una ranura en X o en Y, que no permitan gotear el líquido si la mamadera se pone vuelta hacia abajo.
  • Poner cerca de la boca el chupete de la mamadera o frotarla suavemente en sus labios para que espontáneamente la coja, en lugar de ponerla directamente dentro de la boca.
  • Cambiar de posiciones y realizar movimientos rítmicos.
  • Algunos niños/as prefieren esperar a que su mamá vuelva a casa y luego maman con mayor frecuencia. Con el paso de los días se acostumbrará y será más fácil para niño/a y para quien lo cuida.
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo