Orientación sobre el parto

La etapa del parto y nacimiento de un hijo(a) es uno de los momentos más trascendentales para la vida del ser humano.

Es por esto que muchas veces las mujeres tienen dudas y aprensiones respecto a este momento tan esperado, sobre todo si es su primer embarazo, ya que es una situación desconocida y puede existir miedo e incertidumbre acerca de cómo será el nacimiento de su hijo(a).

El parto es el proceso fisiológico con el cual se finaliza la gestación y puede producirse a partir de las 37 semanas, período en el cual su hijo(a) ya se encuentra de término, es decir, en condiciones de sobrevivir fuera del útero. En caso de los nacimientos que se producen antes de las 37 semanas, se habla de recién nacidos prematuros - casos que se vuelven bastante complejos dependiendo de las semanas que presente cada niño(a) - y que probablemente se traduce en una hospitalización de larga estadía.


Lo más frecuente es que el nacimiento se produzca entre las 38 a 40 semanas, pudiendo inclusive ocurrir posterior a la fecha calculada por su equipo médico. Por este motivo es fundamental acudir a los controles establecidos, los cuales son mucho más frecuentes cuando se presenta esta situación ya que en cada control se evalúan las condiciones, tanto fetales como maternas y aspectos relevantes que pueden determinar la vía del parto (cesárea o parto normal).

 

Por lo general, el inicio del parto es un proceso paulatino, siendo las contracciones uterinas el síntoma más común, las cuales aumentan gradualmente en duración, intensidad y frecuencia.
Lo principal al iniciar con estas molestias es tratar de mantener la calma y contar con algún familiar o amigo que la apoye en caso de requerir traslado a un centro de atención. Además hay que considerar que estas contracciones pueden ir acompañadas de otros síntomas, los cuales se detallan a continuación:

 

  • Pérdida de tapón mucoso: es una sustancia espesa que actúa de barrera, protegiendo la cavidad uterina de las bacterias y comienza a expulsarse días antes que se desencadene el parto o bien horas antes. Es de textura mucosa gelatinosa, blanquecina, algo pegajosa y a veces de color rosado o sanguinolento que se elimina por vía vaginal y es una señal que el cuello del útero comienza a prepararse para el parto.
  • Pérdida de líquido Amniótico: se produce por la rotura de membranas o lo que comúnmente se conoce como romper bolsa. Es de color transparente que se escurre sin que medie su voluntad (a diferencia de la micción) y tiene un leve olor a cloro. Esto puede ser en forma espontánea o inducida por su equipo médico.
  • Contracciones Uterinas: lo que antes eran molestias leves e indoloras, se vuelven más intensas, frecuentes y puede acompañase de dolor abdominal que inclusive irradia hacia la zona lumbar (su espalda).

 

Respecto al proceso de parto se pueden determinar 3 etapas importantes: la primera es una fase de dilatación (que puede durar más tiempo en mujeres que no han tenido experiencias de partos previos) y corresponde al período donde se inician las contracciones y se observan modificaciones a nivel del cuello uterino (se adelgaza y se expande hasta tener el diámetro necesario para que el feto pueda pasar por este canal). Posteriormente se produce la fase expulsiva, la cual se produce por los pujos que debe realizar la mujer para que el feto pase a través del canal del parto y finalmente el proceso finaliza con el alumbramiento, tiempo en el cual se expulsa la placenta y sus membranas.

 

Parto Vaginal: es el proceso natural de las mujeres. es posible que durante el trabajo de parto o parto se presenten emergencias que requieran la realización de una cesárea de urgencia. Por este motivo, la supervisión y acompañamiento continuo de su equipo médico será clave para pesquisar en forma precoz cualquier alteración.

Para parto vaginal se pueden utilizar diferentes posiciones y dependiendo del lugar al que acuda podrá optar por diferentes opciones, dentro de las cuales se destaca:

  • De espalda semisentada: es la posición tradicional, donde utilizando la mesa ginecológica la mujer se encuentra semisentada.
  • Parto vertical: la mujer puede estar de pie, en cuclillas o bien utilizando una silla de parto especial. Es una posición cómoda para la madre, que brinda un mayor diámetro pélvico, lo cual facilita el descenso, disminuye el número de episiotomías y asimismo hay mejor manejo del dolor en la faseexpulsiva.

 

Además, es posible que durante el parto vaginal algunas mujeres requieran el uso de procedimientos tales como una episiotomía o bien el uso de fórceps, por lo cual le contamos en qué consiste cada procedimiento:

  • Episiotomía: es una incisión que se realiza a nivel del perineo con tijeras o bisturí, durante el período expulsivo aplicando anestesia local. Tiene como objetivo ampliar el canal del parto, facilitando la salida del feto.
  • Uso de fórceps: El uso de fórceps es considerado como parto asistido. Se aplica cuando el parto espontáneo no es posible, cuando el descenso de la cabeza fetal no progresa, o cuando la fuerza ejercida por la madre a través de los pujos no es suficiente.

 

Cesárea: es un procedimiento de cirugía mayor que se utiliza en casos de mujeres con alguna patología, cesáreas previas, alteraciones en la posición que toma el feto, macrosomía fetal (fetos con un peso estimado mayor a 4.500 grs.), embarazos múltiples y alteraciones en los latidos del feto, entre otras. En estos casos la cesárea es programada sin esperar el inicio de trabajo del parto.

 

  • Anestesia Regional: Epidural o peridural, la espinal o la raquídea y la anestesia combinada espinal-peridural.
  • Anestesia Inhalatoria: Uso de Óxido Nitroso inhalatorio mezclado con Oxigeno es una alternativa frecuente y fácil de utilizar.
  • Anestesia Local: más utilizada y consiste en la infiltración de lidocaína a nivel de la dermis y tejido subcutáneo en la zona perineal.
  • Activar receptores sensitivos: cambios de temperatura como por ejemplo aplicar calor y frío local.
  • Desviar foco de atención del dolor: Esto se puede lograr a través de la hipnosis, escuchar música relajante, aplicando técnicas de relajación y utilizando un balón quinésico.
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo