Tengo una HNP, ¿qué significa y cómo se detecta?

Conoce todo sobre las generalidades de Hernia Núcleo Pulposo y sobre su tratamiento.

La hernia del núcleo pulposo lumbar es causada por el desplazamiento de estructuras que se encuentran entre los cuerpos vertebrales y luego de un episodio agudo, el dolor puede persistir durante varias semanas e incluso en algunos casos puede limitar la actividad funcional de quien la padece.

La columna vertebral está formada por una serie de huesos (vertebras), junto con una combinación de tejidos (disco), éste mantiene una vértebra unida a la otra y actúa además como un "amortiguador" entre ellas. Con la edad, sedentarismo, uso del tabaco, y sobrepeso, entre otros factores, pueden provocar que el disco pierda su contenido de agua, haciéndolo menos efectivo en su función de "amortiguador"; y al ocurrir esto, el núcleo pulposo puede salir de su lugar (herniarse) hacia el canal espinal. Esto es la hernia del núcleo pulposo.
Dicho proceso además se puede asociar a dolor lumbar el cual puede llegar hasta pierna e incluso el pie, esto provocado por sensibilización de las terminaciones nerviosas.

Una hernia núcleo pulposo generalmente causa uno, o una combinación, de los siguientes síntomas:

  • Dolor que se irradia a los glúteos y piernas (ciática).
  • Adormecimiento u hormigueo en zonas de la pierna.
  • Debilidad muscular en algunos músculos de la pierna.
  • Pérdida de reflejo de la pierna.

Estos síntomas pueden empeorar ante actividades como sentarse, toser o estornudar.

Opciones de tratamiento
Dependerá fundamentalmente del tiempo que el paciente haya presentado los síntomas y severidad del dolor, el tratamiento no necesariamente debe ser quirúrgico.

  • Tratamiento Conservador (No quirúrgico)

En una primera instancia se recomienda reposo junto con la administración de medicación para el alivio del dolor, luego generalmente la recomendación es la realización de kinesioterapia. La mayoría de los pacientes se recuperarán y volverán a sus actividades normales sin embargo algunas necesitarán recibir tratamiento adicional, que puede incluir inyección de medicamentos o cirugía.

    1. Reposo seguido de un retorno gradual a la actividad.
    2. Calor local.
    3. Kinesioterapia
    4. Antinflamatorios.
    5. Analgésicos
    6. Relajantes musculares
    7. Infiltración peridural (Se inyecta un medicamento para desinflamar la zona afectada)

Si los síntomas se alivian dentro de las seis semanas de tratamiento, se debe continuar el tratamiento conservador.

  • Tratamiento Quirúrgico

Actualmente, los resultados de la cirugía para una hernia discal son muy satisfactorios, y la recuperación es muy rápida, por lo que la cirugía es una opción razonable para el tratamiento de la hernia discal.
Una vez que las molestias hayan desaparecido hay que señalar que se deben evitar actividades que puedan aumentar la probabilidad de que el disco vuelva a herniarse, por lo que se debe considerar tratar factores de riesgo tales como el sobrepeso, consumo de tabaco y realización de actividades que impliquen cargar objetos pesados y flexiones repetidas.

Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo