Tu peso es fundamental

La ganancia adecuada de peso durante el embarazo depende fundamentalmente del estado nutricional de la madre al inicio de la gestación.

 

El peso materno al comienzo de un embarazo debiera ser idealmente cercano al normal. Un bajo peso de la mujer se asocia a bajo peso de nacimiento, bajo peso infantil y parto prematuro, mientras que el exceso de peso se asocia a hipertensión, preeclampsia (complicación asociada a un alza de presión arterial) y diabetes gestacional, entre otras.

Durante la gestación existen mecanismos de adaptación que determinan una mejor utilización de la energía, por lo que las necesidades adicionales de una embarazada con estado nutricional normal (pregestacional) son relativamente modestas. Por este motivo, es importante destacar que durante el embarazo no se necesita "comer por dos", ya que esto puede llevar al sobrepeso y obesidad.

Por otro lado, cabe destacar que en nuestra población actual muchas mujeres no siguen una alimentación saludable (hay un exceso de consumo de productos altos en sal, grasas y azúcar, además tienen bajo consumo de lácteos, verduras y frutas), por lo que en esta etapa del embarazo debe haber una preocupación especial para modificar la dieta alimentaria y cubrir los requerimientos nutricionales del niño(a). Es así que una mujer que comienza el embarazo con un peso normal, debe aumentar 10 a 13 kg en total durante todo el embarazo. Este aumento se ajusta según el peso inicial, tal como se detalla en el siguiente cuadro:

Imagen foto_00000001

 

Descarga más información y consejos de alimentación aquí

Consejos sobre alimentación en el embarazo
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo